XALAPA EN LA NOTICIA. COM

www.facebook.com/xalapaenlanoticia1/

Chesty, ¡mega transa en lo oscurito!

eh

Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

 

¡Los Fidelistas terminaron como se esperaba, madreándose unos a otros!

 

 

Bien se dice que la mejor defensa es el ataque.

Hoy que todos los “amigos” de Alberto Cisne se le fueron a la yugular; que hacen juicio sumario a quien de manera repetida les incumplió, y a quienes más dio, como a Othón González, columnistas y editores beneficiados que se han erigido en sus peores verdugos, la Coordinadora General de Comunicación Social, Irma Chesty esconde sospechosamente operaciones financieras y negocios nebulosos en donde se presume la participación de su propio jefe y protector, Flavino Ríos.

De manera insistente un individuo, que es algo así como el mercenario de los jefes de prensa del Duartismo, de mote “Chule” o “Chuletas” ha estado enviando a los correos de columnistas y editores –entre ellos a quien esto escribe- un seriado de documentos “periodísticos” en donde acusa y crucifica al de moda, Alberto Silva. Saca datos y entramados de negocios hasta con Cuba y de paso involucra a una dama de apellido Virues.

Ello ha provocado cierto eco en una parte de la opinión pública –en buena parte con razón y en la otra para engordar el morbo- dejando a un lado un espinoso asunto que publica en días pasados “Animal Político”, que hunde a la señora Chesty.

Y si bien conveniente se dé entrada legal a las rapacerías y atrocidades cometidas por Alberto Silva, no se pueden pasar por alto las también sospechas fundadas que se ciernen sobre la vocera del gobierno estatal, socia de un empresa fachada que firmó contratos millonarios durante dos administraciones, la de Fidel Herrera y la de Javier Duarte.

Notable que esta dama, oscuro personaje que cobra relevancia hasta su llegada a la máxima oficina de prensa  del gobierno, haya contado de siempre con todo el apoyo del gobernador agonizante Flavino Ríos, a poco una semana de huir del país.

Chesty, es la misma que a través de una empresa de su propiedad, obtuvo al menos seis contratos por más de 20 millones de pesos entre 2009 y 2010.

El 10 de febrero del 2009 Chesty, junto con otra socia (¿Quién es esa socia? ¿Acaso su compañera sentimental, acaso su jefe político?) constituyó la empresa Transacciones, Servicios y Soluciones Globales S. A.

Cinco meses después de la apertura recibió su primer contrato para dar servicio de mantenimiento preventivo y correctivo a las aeronaves del gobierno de Veracruz. El contrato fue una adjudicación directa por 7 millones 567 mil 805 pesos.

El segundo de los contratos –según “Animal Político”- se le entregó en adjudicación directa en 2010 por 928 mil dólares americanos -alrededor de 11 millones 943 mil 360 pesos-.

Y aunque obtuvo el pago, estos servicios no se realizaron, de acuerdo con la respuesta de la Dirección General de Aeronáutica de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas a una solicitud de transparencia de Animal Político.

Meses después obtuvo contratos con otras dependencias, por aproximadamente 80 mil pesos, por cuestiones que nada tiene  que ver con la aeronáutica: la venta de materiales y útiles de oficina, artículos de limpieza y servicios de fumigación bacterizada (sic).

Chesty es maestra en Mercadotecnia y en su currículum, hasta antes de este contrato, no había ninguna relación con cuestiones de aeronáutica. Ha trabajado en áreas de comunicación institucional de la administración pública en Veracruz desde 2006.

La funcionaria respondió un cuestionario sobre este tema que le envió Animal Político. En éste señaló que la empresa prestó todos los servicios para los que fue contratada: “Los bienes fueron entregados y los servicios prestados, las evidencias obran en los expedientes de las autoridades que los contrataron”. Sin embargo, la respuesta de la dependencia vía transparencia señala lo contrario.

Transacciones, Servicios y Soluciones Globales, cuya representación legal mantiene hasta la fecha sigue en activo de acuerdo con el estatus registrado ante el SAT.

La empresa se creó con un capital de 50 mil pesos y obtuvo al menos seis contratos dos de esos fueron para dar servicios de “mantenimiento preventivo y correctivo de las aeronaves propiedad y al servicio del gobierno del estado”.

El primero se le adjudicó de manera directa en julio del 2009 por parte de la desaparecida Secretaría de Comunicaciones (actualmente SIOP). El documento señala que la dependencia pagaría un monto total máximo de 563 mil 500 dólares americanos -unos 7 millones 567 mil 805 pesos al tipo de cambio de ese año-.

El contrato fue para prestar los servicios de mantenimiento preventivo y correctivo de línea para dos aeronaves Lear Jet del gobierno de Veracruz. El segundo se le entregó en adjudicación directa en febrero del 2010 por 928 mil dólares americanos -alrededor de 11 millones 943 mil 360 pesos-.

Las aeronaves a las que se brindaría el servicio de mantenimiento preventivo y correctivo serían 11 en total: seis helicópteros y cuatro aviones. Los recursos se pagaron sin que la empresa realizara los servicios para los que fue contratada, según una respuesta de transparencia.

Entre las aeronaves a las que esa empresa debía dar mantenimiento figuraba el helicóptero Bell 430, con matrícula XC-VER, el cual se desplomó el 6 de octubre del 2015 en el municipio Emiliano Zapata y murieron sus dos tripulantes.

Después de estos contratos, la empresa obtuvo otros que nada tenían que ver con la industria aeronáutica por fumigación y la venta de baberos de peluquero.

El domicilio de Transacciones, Servicios y Soluciones Globales de Irma Chesty, es Flor de Liz 105, colonia Acueducto Ánimas, en Xalapa. De acuerdo con el SAT, está registrada en el padrón de contribuyentes “con inconsistencias en sus datos de ubicación”.  Y es que en el domicilio citado solo hay un baldío y una explicación de Chesty que no convence.

Aquí la interrogante es ¿Chesty prestaba el nombre y otro u otra era quien recibía las ganancias?

Y es que no se entiende como entre 2009 y 2016 tuvo empleos tan modestos de enlace de prensa manejando por fuera, es decir, a través de su empresa, decenas de millones de pesos.

El SAT y la PGR ya la tienen en la mira.

Tiempo al tiempo.

Pequeñeces:

El “Chuletas” para sus íntimos “Chule” es un gánster del periodismo que responde al nombre de Vicente Rodríguez. Fue jefe de prensa de Miguel Angel Yunes Márquez, en Boca del Río, desde donde enfiló las baterías sobre el PRI y sobre Fidel Herrera, entonces gobernador. Extrañamente  da la espalda a sus gestores y se alía con Gina Domínguez, jefa de prensa de Javier Duarte, donde despliega grabaciones de la familia Yunes, denosta a los enemigos de Duarte y despliega, a petición de la misma oficina de comunicación social, campañas de difamación contra columnistas y opositores no afines al sector oficial.

 

*Premio Nacional de Periodismo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 21, 2016 por en Uncategorized.
A %d blogueros les gusta esto: